Proyecto pararrayos

 Reducción de averías en líneas MT

 

Origen

En líneas de media tensión donde se detecte un número importante de incidencias/averías debidas a descargas atmosféricas (rayos y tormentas), que provocan un TIEPI significativo por esta causa climatológica, se lleva a cabo un estudio detallado de la línea y la causa raíz de sus averías para optimizar la instalación de nuevos pararrayos en apoyos intermedios de esta línea con una ubicación eficaz que minimice las averías relacionadas por dicha causa (descargas indirectas).


 

Actualidad

El número de nuevos pararrayos propuestos por esta metodología se determina en base a un análisis coste/beneficio tratando de minimizar el número de nuevos pararrayos (compromiso nº mínimo de pararrayos) así como otras acciones de mejora de la línea, maximizando el ahorro en mantenimiento correctivo de las averías, siempre mejorando la calidad de suministro, que en todos los casos cumple los niveles reglamentarios.

 

 

A partir de los antecedentes de la norma IEEE 1410-2004 (“Guide for improving the lightning performance of electric power overhead distribution lines”) que permite estimar la ubicación de pararrayos en líneas de media tensión simples, rectilíneas y de longitud infinita, y de un método en base a este estándar desarrollado por la Cátedra Endesa Red-UPC, donde se han evaluado las tasas de contorneos por descargas indirectas, en función del espaciado entre pararrayos (uniforme), en función del CFO (Critical Flash Over Voltage o tensión con probabilidad del 50% de contorneo) se ha estimado la efectividad de estos pararrayos repartidos uniformemente por la línea en función del espaciado entre ellos.


 

Desde la cátedra

En base a los estudios previos derivados del estándar IEEE mencionado, ha propuesto como distancia eficaz en términos de equilibrio coste/beneficio, la de 1,5 Km entre pararrayos intermedios. Con dicha distancia eficaz de 1,5 Km (entre pararrayos) se estima que para líneas de 15kV, la tasa de fallos debida a rayos indirectos (en proximidad), se reducirá en un 50% respecto de la tasa de fallos sin pararrayos.

Dentro de la Cátedra Endesa Red-UIB se ha aplicado esta metodología, mediante la instalación de nuevos pararrayos en puntos intermedios de varias líneas MT asegurando distancias iguales o inferiores a 1,5 km. Además de la efectividad estimada del 50% de mejora en las averías de origen atmosférico (indirecto), teniendo en cuenta que los efectos de las descargas directas sobre una línea quedan mitigados a 1,5 km, se considera cumplido el objetivo de instalar el menor número de pararrayos posibles.

 

Descargar la información sobre este proyecto en PDF